La necesidad de aportar nuevas miradas en el país

Beneficiaria de COLFUTURO en dos oportunidades, Daniela Barberi Torres entendió la necesidad de volver a Colombia para aportar todo su conocimiento al desarrollo de un área como la Criminología y el tratamiento del tema carcelario en el país.

Redactado por Luis Carlos Proaños.

Dic. 06 2021

Desde su etapa en el colegio, Daniela Barberi Torres supo que, para poder desarrollar su proyecto de vida, tal y como lo había imaginado, debía buscar la manera de estudiar en el exterior. El plan de sumergirse en el mundo de la Criminología requería de una búsqueda minuciosa de opciones en otros países, donde hubiese un mayor desarrollo académico y profesional del tema.

Como la primera piedra de ese necesario proyecto, estudió su pregrado en Psicología en la Universidad de Los Andes. Un puntapié que la impulsó directamente al sitio exacto en el que anhelaba estar.

Terminada la primera etapa, con el apoyo del Programa Crédito Beca de COLFUTURO, tomó un vuelo sin escalas hacia el mundo que estaba buscando en el extranjero. En 2015, inició sus estudios de maestría en Criminal Justice en Pennsylvania State University, Harrisburg luego de hacer una exploración profunda de los programas en esta disciplina con los rankings más altos.

En el ingreso a sus estudios de posgrado experimentó un fuerte cambio en el acompañamiento y la cercanía con sus docentes: “Más que profesores, eran mis mentores y compañeros. Incluso hoy sigo llamando a algunos de ellos para pedirles consejos y ayuda en mi trabajo” explica con orgullo.

Penn State University

Estudió becada y terminó esta etapa con mención de honor a su tesis de maestría y con el premio a la estudiante de posgrado sobresaliente en Harrisburg. Con un segundo crédito beca como un as bajo la manga y con el impulso soberano de seguir adquiriendo mayor profundidad y nuevo conocimiento, dio inicio a sus estudios doctorales en Criminology, Law and Society, en George Mason University, Virginia.

La satisfacción de llegar al punto máximo de su proyecto formativo la catapultó a ser parte del Center for Advancing Correctional Excellence (ACE), un centro de investigación enfocado en la especialidad que buscaba Daniela, que es el estudio del ámbito carcelario. Al vincularse a este proyecto, se ganó nuevamente una beca con la cual financió una parte importante de sus estudios. 

“Hablé con mi jefe del Centro de Investigación y mis profesores y les dije que sentía la responsabilidad de regresar y traer conmigo todo lo que había aprendido”

Allí se desempeñó como Gerente de Proyectos y encabezó una iniciativa para modificar el imaginario de los agentes de justicia (jueces, policías, abogados, entre otros) sobre las prisiones. El objetivo era muy claro: poner en evidencia la eficacia de la alternatividad al encarcelamiento y promover la rescisión del populismo punitivo, siempre basándose en la evidencia investigativa por encima del “sentido común”.

En esta etapa sintió que encontró su vocación más allá de un trabajo. En su interior se despertó la necesidad de regresar y aportar a Colombia todo lo novedoso que estaba aprendiendo en el exterior desde esta disciplina.

Por eso, una vez concluyó las asignaturas del doctorado, tomó la decisión de retornar al país en 2019. “Hablé con mi jefe del Centro de Investigación y mis profesores y les dije que sentía la responsabilidad de regresar y traer conmigo todo lo que había aprendido” recuerda.

En Colombia se vinculó con la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá desde donde coordina actualmente el programa Casa Libertad, una iniciativa pública que apoya a todos aquellos que egresan de centros penitenciarios. El objetivo es prevenir la reincidencia, a través del acompañamiento individual , familiar, productivo y comunitario de esta comunidad, abordando los factores de riesgo para convertirlos en factores protectores a la reincidencia.

Daniela Barberi Torres

“Actualmente las cárceles no funcionan para resocializar a los que ingresan a estos centros. Las cárceles están generando más factores de riesgo, que protectores, para reingresar a sociedad. Programas como Casa Libertad y otras alternativas al encarcelamiento buscan una opción distinta para el sistema de justicia que, de todas maneras, mantienen el importante objetivo de mejorar la seguridad ciudadana” afirma con mucho convencimiento Daniela.

"Poder aprender nuevas herramientas en otros países, recopilarlas y traerlas para aplicarlas en Colombia es para mí una enorme responsabilidad, pero también algo que me llena de mucho orgullo”.

Su experiencia de estudios le enseñó que la oportunidad de formarse en alto nivel a través de un posgrado en el exterior no solo sirve para enriquecer el perfil profesional, sino que aporta otras panorámicas y perspectivas de aplicación a cada área de estudios que pueden contribuir al desarrollo social.

“Es clave que el país vea más allá, que como dicen en Estados Unidos, ‘think out of the box’. No nos podemos quedar en que el sistema de justicia es solo de abogados, que el sistema social es solo de psicólogos o trabajadores sociales. Hay más carreras, más profesionales, más especialidades y entre todos lo que se hace es sumar para Colombia. Poder aprender nuevas herramientas en otros países, recopilarlas y traerlas para aplicarlas en Colombia es para mí una enorme responsabilidad, pero también algo que me llena de mucho orgullo” señala.

Daniela Barberi Torres tiene claro que esta puede ser una vía efectiva desde la cual se puede afrontar, entender y tratar de intervenir los problemas sociales que inquietan de manera persistente al país.

“Entre más diversos seamos, más ganamos. Entre más ideas diferentes se complementen, mejor. Pensando lo mismo una y otra vez y caminando de la misma manera, no vamos a llegar a una dirección distinta” precisa.

Comparte en:
X