¿Qué pueden aprender los empresarios de la historia de la cerveza? Tesis finalista en certamen internacional

Algunos de los mayores retos que enfrentan los empresarios son cambios en su entorno. Una empresa que conoce sus fortalezas y las usa para adaptarse a cambios políticos, sociales o de mercado es una empresa que generará valor por muchos años. Este precisamente es el tema de la tesis de Carlos Eduardo Hernández Castillo, profesor asistente de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes y doctor en Economía de la Univesidad de California.

La tesis doctoral de Carlos Eduardo acaba de ser escogida como finalista del premio Nevins de Historia Económica, que reconoce los tres mejores proyectos de grado sobre historia económica de los Estados Unidos según la Economic History Association. Se trata de un proyecto que estudia la adopción de tecnologías y diversificación de productos en la cerveceras de Estados Unidos y Japón durante los siglos XIX y XX. Y, aunque para muchos esta investigación pueda ser ajena al panorama colombiano, para Carlos Eduardo ha sido una manera de entender los cambios a los que se enfrentan las empresas nacionales: “Las empresas colombianas también han tenido que adaptarse a cambios en su entorno, como los tratados de libre comercio, el cierre de la frontera con Venezuela y nuevas regulaciones que protegen el medio ambiente. Estos cambios cierran líneas de negocios que ya existían, pero también abren la puerta a nuevas oportunidades de crecimiento. Mi tesis resalta que las empresas pueden usar sus habilidades existentes para transformarse y aprovechar estas nuevas oportunidades”.

Para Carlos Eduardo, estudiar en el exterior le ha dado la oportunidad de aprender de los mejores investigadores del mundo e integrarse a sus redes de investigación: “Por ejemplo, estoy haciendo una investigación sobre el sector de transporte de carga en Colombia junto a David Atkin, quién es uno de los investigadores más reconocidos en flujos de comercio en países en desarrollo”, explica. Además, esta experiencia le sirvió para conocer diferentes culturas y aprender de ellas: “me dió una visión más amplia de las instituciones colombianas y de cómo mejorarlas”, añade.

Carlos Eduardo sostiene que el apoyo que le brindó Colfuturo fue fundamental: “me permitió enfocarme en mis estudios mientras estaba haciendo el doctorado, en vez de buscar múltiples trabajos para cubrir los altos costos de vivir en Los Ángeles”. Pero no solo eso, ahora que está de vuelta en nuestro país, las redes laborales de Colfuturo le han permitido mantener el contacto con redes nacionales e internacionales de investigación.

22

22

Eventos 2017