Capacidad extractiva de la ciencia en tiempos de crisis: el desafío de los estudiantes colombianos en el exterior ante la pandemia del covid-19

La ciencia, la tecnología y la innovación (CTeI) son sin duda, las grandes herramientas para la transformación. Algunos maestros como Duncan Kennedy (Universidad de Harvard), Luis Cristancho (Universidad Nacional), Yadira Alarcón (Universidad Javeriana) y Gregorio Peces-Barbas (Universidad Carlos III de Madrid), afirman en diferentes matices, que sin importar la configuración científica del saber, una sociedad que apuesta por la ciencia y el desarrollo, logra la capacidad de resolver problemas desafiantes, como por ejemplo, el “COVID-19”. El “nuevo coronavirus”, la gran amenaza universal nos impone considerables desafíos. Entre estos, superar los retos de las coberturas de derechos sin desequilibrar las democracias, hasta garantizar la infraestructura idónea para salvar vidas. No cabe duda que, para lograr lo anterior, es necesario dar un “salto cualitativo y cuantitativo”, en la manera de cómo concebimos y construimos el papel de la ciencia en estas épocas. Aunque la pandemia populariza el pesimismo, es una significativa oportunidad que tenemos los candidatos a científicos, para analizar nuestra realidad nacional a partir de los sistemas CTeI más desarrollados del mundo, que día a día superan esta crisis, desafiando el papel de la ciencia en la llamada por Bauman: “modernidad líquida”.

Como colombianos y estudiantes en el exterior, no podemos olvidar que la solución de problemáticas como el COVID-19 depende en gran medida, de los resultados de nuestras investigaciones científicas y proyectos profesionales. Pues la variabilidad de nuestro interés de estudio, brindará respuestas que se unirán a la de investigadores nacionales, para cubrir distintos frentes de la realidad colombiana. Es decir, como desde nuestras fortalezas en las ciencias básicas, humanidades y ciencias sociales, generaremos sin mayores preferencias, la superación de dificultades con impacto en las condiciones de vida del “ciudadano de a pie”. La pandemia nos trajo nuevos retos. Pero nos recuerda la insistente necesidad de renovar nuestro aprendizaje empírico, y apoyar desde nuestras fronteras intelectuales, la capacidad extractiva de la ciencia en Colombia. Un pensamiento a desarrollar en el país, para garantizar la existencia de herramientas idóneas de diversa naturaleza, que contribuyan a superar cualquier dificultad, otra realidad que nos separa del “primer mundo”.

Debemos lograr que la CTeI sean siempre el referente que logre progresivamente la superación de las crisis y el subdesarrollo. Sin mayor definición, afirmar las voces que desde el pasado, han enfatizado en “más conocimiento científico” como foco de respuestas para el desarrollo en Colombia. En mi opinión, un objetivo que justifica el inmenso apoyo y esfuerzo de COLFUTURO: que asumamos la realidad de nuestras crisis como “laboratorio”, para que al regresar a Colombia, con independencia de nuestro futuro profesional, lideremos y co-lideremos la toma de decisiones y reflexiones sobre las cuestiones más importantes. Entre esas, la necesidad de entender la ciencia como instrumento que vence pandemias, y que evita la inestabilidad de las sociedades modernas en tiempos de crisis.

A mis colegas en el exterior, no accedamos a la desesperanza, tampoco a la incertidumbre que produce una cuarentena mundial fuera de casa, todo esto pasará. Esta dificultad es una variable más para afianzar desde nuestros proyectos académicos, un mismo objetivo: hacer comprender al país que la naturaleza social y democrática deben estar ligadas a la importancia de la ciencia y que, sin esto, además de la estructura necesaria para la investigación científica, no habrá posibilidades de desarrollar una sociedad que reduzca riesgos físicos y sociales en cualquier momento.

Por: Luis Miguel Hoyos Rojas

* Beneficiario de COLFUTURO. Doctorando en Derecho, Universidad Carlos III de Madrid (España).  Abogado de la Universidad del Norte (Colombia) con posgrados en Derecho, Constitucionalismo, Ciencia Política y Género en la Universidad de Harvard y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid. Profesor investigador en Derecho Constitucional Económico, Teoría Jurídica y Género.

 

31

31

Eventos 2020